jueves, 18 de septiembre de 2014

La “Seguridad” de Tabaré Vázquez: Daniel Borrelli y la “tolerancia cero”

La “Seguridad” de Tabaré Vázquez: Daniel Borrelli y la “tolerancia cero”

Tabaré Vázquez presentó su asesor en Seguridad







Tolerancia cero”, estas palabras fueron conocidas en la década del 90` en la ciudad de Nueva York, y fue la “política de seguridad” que aplicó el gobernador de la derecha republicana Rudolph Giuliani. Perseguir a los pobres, agredir a quienes tienen hambre y carecen de techo, aplicar “mano dura” con las evasiones de pasaje en el metro, detener a los que bebían en la vía pública y a quienes limpiaban los vidrios de los coches, fueron algunas de las medidas aplicadas, para las cuales se sacó mas policías a la calle y se dio el visto bueno a la represión. Organizaciones de derechos humanos denunciaron que de 1994 a 1996, la policía de Nueva York mató a 75 personas. (...) Uno de los más grandes crímenes sucedió en marzo 1999, cuando un joven inmigrante de Guinea, Amadou Diallo, fue asesinado con 19 balas –¡sí! 19 balas!– por cuatro policías del condado de Nueva York (...)” (1)


Vázquez presentó al “Giuliani” uruguayo

Tabaré Vázquez presentó a varios ex colorados que se sumaron al Frente Amplio y a su campaña, en el camino a la presidencia. En el hotel Four Points, Tabaré elogió a su asesor en seguridad, Daniel Borrelli, que según él, aporta “sus amplios conocimientos sobre seguridad pública” que “beneficiarán a la sociedad”.


Borrelli y sus “aportes”

Borrelli fue subsecretario del interior durante el gobierno colorado de Jorge Batlle, y pasó a ser ministro al final del gobierno, luego de la renuncia de Stirling. Defensor a ultranza de la “mano dura” y de aumentar “los controles en las fronteras”, defendió la ley xenófoba de “Extranjeros indeseables”, criminalizando a los inmigrantes. En entrevista con el semanario Búsqueda afirmó “Si uno quiere atacar la inseguridad, uno de los factores es la represión, no queda otra. No hay otra solución. Es decir, tratar de prevenir el delito primero. Como juez siempre defendí la idea de proteger a la víctima y luego reprimir con fuerza. Cuando era juez, desde las propias filas de la izquierda se me decía represor.”. Al se consultado si apoya la “tolerancia cero” respondió: “Sí, siendo jefe de policía de Salto apliqué una tolerancia cero y tuvo mucha repercusión.”


Un llamado a los jóvenes y trabajadores del Frente Amplio

La llegada de este personaje siniestro al Frente Amplio no es casualidad. En un contexto internacional de crisis, que ya comienza a impactar en la región, y que sin duda también lo hará en nuestro país – totalmente dependiente de la venta de materias primas-y que la situación social para los sectores más empobrecidos, para los trabajadores, estudiantes y jubilados, se hará más cuesta arriba, ya que el salario cada vez rinde menos. Es seguro, que en un contexto con esas características, crezcan los reclamos y las movilizaciones.

La respuesta a estos reclamos, ya está siendo preparada y será la política de “tolerancia cero”, que de la mano del Frente Amplio, y en nombre de “combatir la delincuencia” está siendo llevada adelante, y ahora está representada en la figura de Borrelli.

Cuando el abuso policial se lleva las vidas de jóvenes trabajadores como Sergio Lemos, cuando el Ministerio del Interior infiltra marchas y detiene manifestantes; cuando cada vez se persigue y se estigmatiza más a la juventud, sobre todo a la juventud más pobre, no podemos permitir que estás políticas represivas ganen más terreno.

Los jóvenes y trabajadores deben sacar conclusiones de esta “izquierda” que termina llevando a la derecha más nostálgica y represiva, al gobierno.

Desde IST, ante la debacle del Frente Amplio, te invitamos a participar en la construcción de un partido que rechace todas las políticas represivas y señale a los verdaderos culpables de la violencia y miseria social, a quienes realmente hay que combatir: al sistema capitalista que enriquece a unos pocos, a costa de la miseria de muchos. Un partido que defienda y luche por todos los derechos de la juventud, sobre todo la trabajadora. Un partido sin represores, sin patrones, ni burócratas, que tenga como perspectiva la lucha por el Socialismo y un gobierno de los trabajadores. Los compañeros de IST ponemos nuestras humildes fuerzas al servicio de construir ese partido, y te invitamos a sumarte con nosotros para esta tarea!




A continuación reproducimos algunas de las frases y respuestas de Borrelli en la entrevista realizada por los periodistas Pablo Fernández y Javier Benech del Semanario Búsqueda del 28 de agosto, que muestra claramente las posiciones represivas de Borrelli.

1-Al ser consultado sobre que acciones inmediatas habría que tomar para “mejorar la seguridad”:

“Mucha presencia policial en la calle es fundamental para prevenir mediante la persuasión. Este gobierno ha hecho una cosa que yo pretendí hacer cuando era ministro y no pude por temas presupuéstales: potenciar la Guardia Republicana. Algunos de los jefes de Policía que he visto en estos 10 años decidieron sacar los coraceros a caballo por 18 de Julio, algo que parece poco usual. Sin embargo dio un resultado muy importante. La gente lo miraba —las personas normales— con respeto, con agradecimiento. Decían: 'Mientras estos anden a caballo no me van a arrebatar ni me van a ra­piñar'.”


2-“Si uno quiere atacar la inseguridad, uno de los factores es la represión, no queda otra. No hay otra solución. Es decir, tratar de prevenir el delito primero. Como juez siempre defendí la idea de proteger a la víctima y luego reprimir con fuerza. Cuando era juez, desde las propias filas de la izquierda se me decía represor.”


3-“Hay que proponer una gran policía de investigacio­nes. Un ejemplo es el mo­delo de Chile.”


4- “ - ¿Es partidario de la tolerancia cero y de más mano dura contra la delincuencia?

— Sí, siendo jefe de policía de Salto apliqué una tolerancia cero y tuvo mucha repercusión.


5- “La cárcel siempre disuade, aunque muchos digan que no. ¿Sabe a quién no disuade? Solamente a los borrachos, a los locos y a los que están muy drogados. Estuve 15 años en el Poder Judicial y vi que la cárcel disuade. Vi gente muy quebrada adentro de la cárcel y que, aparentemente, no le importaba nada cuando estaban en libertad, pero cuando caen en ese infierno se quiebran. Algunos dicen que los delincuentes no leen el Código Penal. Es verdad, pero saben bien el infierno que es la cárcel.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada